PREBODA EN LISBOA // Luis + Mónica

“Para qué nos vamos a engañar, a veces ésto es cierto, a veces todo el terror va por dentro y la gente gasta toda su vida esperando algo que ni siquiera sabe si llegará. Como si fuéramos por la vida cargando un aparato, un detector de metales, igual que la gente que va a la playa y quiere encontrar monedas, y rastrea toda la arena. Nosotros buscamos una señal que nos haga entender nuestra existencia, o que justifique el hecho de seguir respirando. Pero a veces tenemos suerte, y ansiamos algo durante mucho tiempo y un día de repente aparece. Dejas de recordar entonces los días, los meses o los años que han podido huir, y no sabes muy bien si has sido tú el descubridor o el descubierto, pero eso no importa ahora. Ahí está nuestro porqué, el aparato emite pitidos, ahí está, somos los mas ricos de la playa, la hemos encontrado”

Siempre empezamos las entradas contando nuestra experiencia con la pareja o explicando algo. Hoy queríamos hacerlo al revés, porque ellos han revolucionado algo dentro de nosotras, son los fabulosos cohetes que pasan por tu vida, que arden.

Estas fotos son de su preboda, durante la cual hicieron que nos enamoráramos de ellos sin remedio. No son la pareja perfecta, no os engañéis, pero para nosotras son más que eso, son risas, cariño, complicidad, son vida, apoyo, locura, ganas, son el empujón de muchos días, sinceridad, entusiasmo, implicación, son ejemplo para luchar por conseguir, ellos son mucho para nosotras, mucho más de lo que incluso ahora mismo leéis.

Los queremos, sí, del verbo querer. Os queremos con nuestro corazón abierto, lo sabéis.

El ejemplo perfecto de lo que nos gusta hacer y lo que podemos hacer cuando hay una pareja dispuesta a tener los mejores recuerdos para su vida.

Portugal otra vez, que tan fascinados nos tiene a los cuatro, volvió a servirnos de inspiración con sus preciosas calles, a regalarnos su encanto y embriagarnos con su belleza y su ambiente. Paseamos por las calles de Lisboa, ya habréis visto que para ellos cualquier rincón es es el escenario perfecto para darse muestras de cariño, no solo porque nosotras se lo pidiéramos, sino porque están tan enamorados el uno del otro que creemos que no pueden contenerlo, y es maravilloso para nosotras poder vivir eso. Compartimos también momentos de mucha intimidad, hasta hacerlos sentir que estaban solos, y nosotras disfrutamos de cada detalle y cada gesto que ellos se regalaban. En definitiva, hubo muchas risas, largas conversaciones y grandes momentos de baile y vermut, siempre rodeado todo ésto de gestos de cariño y amor.

No queremos decir mucho más, creemos que las imágenes hablan por sí solas. Ahora solo esperamos encontrarnos con más gente que arda como ellos, como los cohetes de los que hablaba Kerouac en “On the road”, que nos llenen de luz los días y la web de momentos especiales como los que vivimos con ellos.

Gracias, porque nos habéis hecho muy felices desde que aparecisteis, porque nos habéis dado la oportunidad de crear y de creer, por regalarnos imágenes tan bonitas y tan auténticas como éstas. Gracias a los dos por existir por separado, pero más por existir con esa unión perfecta que hace que el mundo sea más bonito y mucho mejor, al menos para nosotras.

 

Cerrar Menú